El chileno Rolando Toro Araneda, psicólogo, antropólogo, maestro y poeta  fue el creador de la Biodanza en los años 60. Su intención principal fue el desarrollo armónico de los potenciales genéticos inherentes en todos los seres humanos.

Se trata de un sistema de integración humana, renovación orgánica, re-educación afectiva y re-aprendizaje de las funciones originarias de la vida. Su metodología consiste en inducir vivencias integradoras, por medio de la música, el canto, el movimiento (danza) y situaciones de encuentro en grupo.

Y, ¿CÓMO SE LLEVA A LA PRÁCTICA?

Pues durante una sesión nos encontramos con ejercicios diversos que pulsan entre la activación y relajación de la persona.

Además, esta herramienta consta de elementos que hacen posible la práctica a cualquier persona. El feed-back, la autoregulación y la progresividad, de manera que se vuelve una actividad integradora.

Una actividad para todos

¿CUÁLES SON LOS BENEFICIOS DE LA BIODANZA?

  • Previene y disminuye el estrés.
  • Ayuda a superar la depresión.
  • Estimula la energía vital.
  • Fortalece la autoestima e identidad.
  • Cultiva la afectividad y las relaciones humanas.
  • Desarrolla habilidades para vivir.
  • Potencia el desarrollo de la creatividad.
  • Provoca una alta motivación para el cambio.
  • Invita a la construcción de estilos de vida saludables.

Por estas razones, la biodanza tiene multitud de aplicaciones. Sin ir más lejos, en el sector en el que nosotros trabajamos, la educación.

La biodanza nos abre la posibilidad de educar desde la afectividad. Así, el educador no se limita a transmitir conocimientos, sino que facilita las herramientas para experimentar, crear e integrar.

Nos acerca a los demás

Pero, como indicamos, las diversas aplicaciones que tiene la biodanza derivan de dos de sus cualidades principales: nos ayuda a comunicarnos y a conocernos.

No obstante, dejemos que el propio Rolando Toro Araneda no acerque un poco más a este innovador concepto:

«Si estuviéramos conectados con nuestras palpitaciones, todo se transformaría en música.»

«Existe una coherencia maravillosa entre la respiración y la actividad de cada instante de nuestra vida.»

Por último, os dejamos un video, que siempre resultan muy ilustrativos, donde podréis escuchar a los que ya lo han probado.

Biodanza: un sistema transformador.

Si te lo planteas como si no, te invitamos a probarla. Estad muy atentos, porque muy pronto os lo pondremos muy fácil.